martes, 9 de noviembre de 2010

LA ORACION

La oración es el esfuerzo de comunicarse con Dios o con un espíritu, ya sea para ofrecer pleitesía, hacer una petición o simplemente expresar los pensamientos y las emociones personales. Dependiendo de la religión puede ser una o varias de estas formas:
  • Una simple devoción o práctica piadosa (que el orante puede hacer privada o públicamente, individual o colectivamente, en una circunstancia especial o no).
  • Una parte de un rito que puede recitar el oficiante o toda la comunidad (como la misa cristiana).
  • Una obligación en sí misma (como las prescritas cinco veces al día por el islam).
CLASES DE ORACION:
Glorificación es la forma más perfecta y desinteresada de oración. Cuanto más limpio e irreprochable es un ser, tanto más claramente se refleja en él la suprema perfección de Dios y, al reflejarse, involuntariamente, suscita palabras de glorificación y alabanza. Así, los ángeles en el cielo glorifican sin cesar al Señor con su canto de alabanza. "La glorificación - dice el Obispo Teófano, el Recluso - no es una fría contemplación de la naturaleza Divina, sino un vivo sentir de la misma, con gozo y admiración."
Acción de gracias es expresada por el hombre por los beneficios recibidos de Dios. Ella nace espontáneamente en el alma agradecida y sensible. De los diez leprosos sanados por el Salvador, sólo uno, un samaritano, regresó para dar gracias al Señor.
La forma más difundida de oración es la súplica, suscitada en el hombre por la plena conciencia de su debilidad, endeblez e inexperiencia. A causa de las pasiones y los pecados, nuestra alma está enferma y endeble. Por ello, en la oración es imprescindible pedir a Dios el perdón de los pecados y ayuda para vencer nuestros defectos. A veces, la súplica es suscitada por un peligro amenazante que se cierne sobre nosotros, por una necesidad, etc. La súplica en la oración es inevitable, a causa de nuestra vulnerabilidad y es grata al Señor. Pero si nuestras oraciones tienen preeminentemente carácter de súplica y en ellas casi no se escuchan voces de alabanza ni de gratitud, esto testimonia el insuficiente nivel de nuestro desarrollo espiritual y moral.
Dice el Catecismo de la Iglesia Católica (#2704): "La oración vocal es la oración por excelencia de las multitudes... se hace interior en la medida que tomamos conciencia de Aquél "a Quien hablamos" (Sta. Teresa de Jesús).
Dicha en adoración, la oración vocal puede a la larga convertirse –si Dios así lo desea- en contemplación.  De allí que pueda decirse que la oración vocal es una vía hacia la oración contemplativa.
Cuando los discípulos le piden a Jesús que les enseñe a orar, El les enseña una oración vocal: el Padre Nuestro.  Y, si bien los Evangelios nos muestran a Jesús orando en soledad y en silencio, también nos lo muestran elevando su voz al Padre, es decir, haciendo oración vocal (cfr. Catecismo de la Iglesia Católica #2701).
8. Adoración
7. Alabanza
6. Entrega
5. Agradecimiento
4. Reparación
3. Arrepentimiento
2. Intercesión
1. Petición
4. ¿Qué será la oración de petición?
Pedir cosas a Dios. No está mal, pero es la forma más baja de oración. Tenemos que tener cuidado que nuestra oración no sólo sea una pedidera, una lista de cosas para que el Señor nos las dé.
5. ¿Intercesión? ¿Qué significa interceder?
Es pedir por alguna persona que no es uno mismo. Pedir a Dios algo para alguien, o pedir por alguna cosa, como por ejemplo, la paz del mundo, etc. Es una oración un poquito menos egoísta que pedir sólo para nosotros mismos.
6. ¿Arrepentimiento?
Pedir perdón por nuestros pecados. Pedir perdón cuando le fallamos a Dios. Recordemos que debemos arrepentirnos de veras, de manera perfecta: porque Dios me ama y no merece mi rechazo cuando peco.
7. ¿Qué será reparación?
Es pedir perdón por los pecados de otros. Hay gente que no se arrepiente y podemos orar a Dios por esas personas. ¿Ustedes se recuerdan a Jesús en la cruz? ¿Qué dijo sobre los que lo crucificaron y se burlaban de El? “Padre: perdónalos, porque no saben lo que hacen” (Lc. 23, 34) Jesús estaba haciendo una oración de reparación por los pecados de esos hombres.
Nosotros podemos reparar por las ofensas que recibe Dios de parte de tanta gente, que lo rechaza, que lo critica, que le reclama.
8. ¿Agradecimiento?
El significado de esta forma de oración es claro. Pero ... ¿cuántas veces oramos agradeciendo a Dios por todo lo que nos da? Hay que ser agradecidos con todo el mundo, pero principalmente con Dios.
¿Alguien puede dar ejemplos de cosas por las que debemos agradecer a Dios? .............
9. ¿Puede darme alguien un ejemplo de oración de entrega?
La oración de entrega es de las más elevadas ... y necesarias. Cuando oramos con entrega es porque tenemos verdadera confianza en Dios. Y ¿cómo no vamos a confiar en Dios que es nuestro Padre y que desea lo mejor para nuestro bien?
La oración de entrega significa que confío en Dios, en todo lo que El permita para mí. Y se lo digo: Jesús, confío en Ti. Me entrego totalmente a Ti. Haz conmigo lo que Tú quieras.
10. ¿Qué es la oración de alabanza? ¿Cómo alabamos a Dios?
Diciéndole lo grande que es, lo bueno que es, las maravillas que ha hecho, las maravillas que hace en mi vida. Cuando vemos el mar, las montañas, el cielo, los astros ... todo lo que Dios ha puesto para nosotros ... ¿cómo no pensar en la grandeza de Dios? ¿Por qué no decírselo?
11. Y ahora viene la forma más elevada de oración: la ADORACION. ¿Cómo adorar a Dios?
Para adorar a Dios primero tenemos que darnos cuenta que dependemos totalmente de El. Esto no lo podemos olvidar.
¿Te has dado cuenta de que cada latido de tu corazón depende de Dios y no de ti? (!!!) ¿Tú puedes hacer latir tu corazón si llegara a pararse? Y si dependemos de El y El es nuestro Dueño, no nos queda más que entregarnos a su Voluntad, a lo que El quiere de nosotros.
En eso consiste adorar a Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada